11 jun. 2015

Estreno de "Alento" y "Zaguán" del Ballet Nacional de España

El Ballet Nacional de España, bajo la dirección de Antonio Najarro, estrena mañana un nuevo programa doble "Alento" y "Zaguán".

"Alento" lleva el sello propio de Najarro. "En esta coreografía muestro mi visión particular de la danza clásico-española, la que mostré en el trabajo que desarrollé cuando dirigía mi propia compañía", "es un resumen coreográfico de mi carrera", de hecho en "Alento" podremos ver fragmentos de trabajos anteriores de Najarro de los espectáculos "Jazzing Flamenco" y "Tango Flamenco"En lo coreográfico, es una pieza de gran complejidad técnica y un uso virtuoso de las castañuelas, según su creador.
Najarro afirma que se inspiró en la partitura del genial compositor, guitarrista y compañero de viaje Fernando Egozcue, el cual ha creado una música muy rítmica y llena de sensibilidad que será interpretada por la ORCAM y por el propio Egozcue.
"Alento" cuenta con los exquisitos diseños de Teresa Helbig y la iluminación corre a cargo de Nicolas Fischel.

"Zaguán" es un lugar de transición. Najarro quería crear un ballet flamenco sin argumento, por derecho, con el que seguir alimentando al Ballet Nacional de España de creaciones flamencas de calidad, y para ello ha contado con tres grandes artistas La Lupi, Mercedes Ruiz Marco Flores

"Zaguán" cuenta también con el legado que Blanca del Rey ha querido entregar al Ballet Nacional de España de forma desinteresada, la "Soleá del mantón". Blanca del Rey participará en el espectáculo en días alternos.
La música de "Zaguán" ha sido compuesta por el guitarrista flamenco Jesús Torres y la diseñadora Yaiza Pinillos ha creado un elaborado vestuario de época, de corte tradicional, con un tratado de tejidos vanguardista.

"Alento" y "Zaguán" se representarán en el Teatro de la Zarzuela de Madrid del 12 al 28 de junio.

Entradas a la venta Entradas INAEM
Venta por teléfono 902 22 49 49















                   
ALENTO
Idea Original y Coreografía: Antonio Najarro
Música: Fernando Egozcue
Director Musical de Orquesta: Joan Albert Amargós
Orquesta: Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM)
Diseño de Figurines: Teresa Helbig (ACME)
Diseño de Iluminación: Nicolás Fischtel (AAI)

ZAGUÁN
Coreografía: Blanca del Rey (Soleá del Mantón); La Lupi (Milonga y Tangos); Mercedes Ruiz (Alegrías de Córdoba) y Marco Flores (Seguirilla y Guajira)
Música: Jesús Torres
Dramaturgia: David Picazo
Diseño de Figurines: Yaiza Pinillos
Diseño de Iluminación: Nicolás Fischtel (AAI)




Foto cartel: James Rajotte
Fotos espectáculo: Paloma Novillo

6 abr. 2015

La Compañía Nacional de Danza estrena Carmen


La Compañía Nacional de Danza, dirigida por José Carlos Martínez, estrena el próximo día 9 "Carmen" creación original de Johan Igner, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid hasta el 19 de abril.

Cuando Johan Igner recibió el encargo de montar una nueva versión de Carmen para la CND, se encontró ante un gran reto y a la vez una gran oportunidad. Ha querido aportar algo nuevo y para ello ha decidio centrarse en el tema de la violencia pero a través de la mirada pura de un niño. Partiendo de este enfoque, Inger crea un personaje, que propicia que seamos testigos de todo lo que pasa, a través de sus ojos inocentes, a la vez que contemplamos su propia transformación.

“Hay en este personaje un cierto misterio, podría ser un niño cualquiera, podría ser el Don José de niño, podría ser la joven Michaela, o el hijo nonato de Carmen y José. Incluso podríamos ser nosotros, con nuestra primitiva bondad herida por una experiencia con la violencia que, aunque breve, hubiera influido negativamente en nuestras vidas y en nuestra capacidad de relacionarnos con los demás para siempre.”
Johan Inger


Dirección y coreografía : Johan Inger 
Música: Rodion Shchedrin y Georges Bizet 
Música original adicional: Marc Álvarez 
Dramaturgia: Gregor Acuña-Pohl 
Escenografía: Curt Allen Wilmer (AAPEE) 
Ayudante de Escenografía: Isabel Fernández Barrios 
Iluminación: Tom Visser 
Vestuario: David Delfín 
Asistente del coreógrafo: Urtzi Aramburu

ELENCO:


CARMEN: Emilia Gísladöttir/ Kayoko Everhart/ Elisabet Biosca
DON JOSÉ: Daan Vervoort / Antonio de Rosa/ Isaac Montllor
NIÑO: Jessica Lyall/ Allie Papazian/ Yae Gee Park
ESCAMILLO: Isaac Montllor/ Javier Monzón/ Antonio de Rosa
ZÚÑIGA: Francisco Lorenzo/ Toby William Mallitt/ Daan Vervoort
SEÑORA DE LA LIMPIEZA: Agnés López/ Elisabet Biosca/ Aída Badía


CHICAS
Kayoko Everhart/ Eugenia Brezzi
Allie Papazian/ Jessica Lyall/ Helena Balla
Elisabet Biosca/ Mar Aguiló
Agnés López/ Natalia Muñoz
Aída Badía/ Rebecca Connor/ Nandita Shankardass
Sara Fernández/ Nadia Khan
Mar Aguiló/ Yae Gee Park/ Clara Maroto
  
CHICOS
Jacopo Giarda/ Daan Vervoort/ Álvaro Madrigal
Antonio de Rosa/ Aleix Mañé
Erez Ilan/ Álvaro Madrigal
Mattia Russo/ Erez Ilan
Aleix Mañé/ Benjamin Poirier
Toby William Mallitt/ Rodrigo Sanz

Elenco sujeto a cambios




Mensaje del Día Internacional de la Danza 2015 por Israel Galván

Israel Galván, coreógrafo y bailaor sevillano, Premio Nacional de Danza 2005, ha sido el encargado de escribir el Mensaje del Día Internacional de la Danza 2015:

 "Carmen Amaya, Valeska Gert, Suzushi Hanayagi, Michael Jackson…danza inclasificable. Yo no podría descifrar sus estilos de baile… los veo como turbinas generadoras de energía y esto me hace pensar en la importancia de la coreografía sobre esa misma energía del que baila. Seguramente lo importante no es la coreografía, sino precisamente esa energía, el torbellino que provoca.

Imagino una bobina tesla atrayéndolos a todos y emitiendo un rayo sanador y provocando una metamorfosis en los cuerpos: Pina Bausch como mantis religiosa, Raimund Hoghe convertido en escarabajo pelotero, Vicente Escudero en insecto palo y hasta Bruce Lee en escolopendra.

Bailé mi primer dúo con mi madre, embarazada de 7 meses. Puede parecer una exageración. Aunque casi siempre bailo solo, imagino que me acompañan fantasmas que hacen que abandone mi papel de “bailaor de soledades”. No querría decir Didi-Huberman: de soleares.

De pequeño, no me gustaba el baile, pero era algo que salía de mí de una forma natural y fácil. Casi instintiva. Con el tiempo me di cuenta que el baile curaba, me hacía efecto, casi medicinal, me ayudó a no ser tan introvertido y a abrirme a otras personas. He visto la imagen de un niño enfermo de ébola curándose a través de la danza. Se que es una superstición, pero, ¿sería eso posible?

Después, el baile, acaba convirtiéndose en una obsesión que consume mis horas y que hace que baile hasta cuando me quedo quieto, inmóvil, apartándome así de la realidad de las cosas. No sé si esto es bueno, malo o necesario pero… así es. Mi hija Milena, cuando estoy quieto en el sofá, pensando en mis cosas, con mi propio runrún, me dice: papi, no bailes.

Y es que veo a la gente moviéndose al andar por la calle, al pedir un taxi, al moverse con sus diferentes formas, estilos y deformidades.¡Todos están bailando! ¡No lo saben pero todos están bailando! Me gustaría gritarles: ¡hay gente que todavía no lo sabe!, ¡todos estamos bailando! , ¡los que no bailan no tienen suerte, están muertos, ni sienten ni padecen!.

Me gusta la palabra fusión. No como palabra de marketing, confusión para vender un determinado estilo, una marca. Mejor fisión, una mezcla atómica: una coctelera con los pies clavados en el suelo de Juan Belmonte, los brazos aéreos de Isadora Duncan y el medio cimbreo de barriga de Jeff Cohen en Los Goonies.Y con todos estos ingredientes hacer una bebida agradable e intensa, que esté rica o amarga o se te suba a la cabeza. Nuestra tradición también es esa mezcla, venimos de un coctel y los ortodoxos quiere esconder su fórmula secreta. Pero no, razas y religiones y credos políticos, ¡todo se mezcla!, ¡todos pueden bailar juntos!. Quizás no agarrados, pero sí unos al lado de los otros.

Hay un antiguo proverbio chino que dice así: el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. Cuando una mosca levanta el vuelo en Japón, un tifón sacude las aguas del Caribe. Pedro G Romero , después de un aplastante baile por sevillanas, dice: el mismo día que cayó la bomba en Hiroshima, Nijinsky repitió su gran salto en un bosque de Austria. Y yo sigo imaginando: un latigazo de Savion Glover hace girar a Mikhail Baryshnikov. En ese momento, Kazuo Ono se queda quieto y provoca una cierta electricidad en María Muñoz que piensa en Vonrad Veidt y obliga a que Akram Khan provoque un terremoto en su camerino: se mueven sus cascabeles y el suelo se tiñe con las gotas cansadas de su sudor.

Me gustaría poder dedicar este Día Internacional de la Danza y estas palabras a una persona cualquiera que en el mundo esté bailando en este justo momento. Pero, permitidme una broma y un deseo: bailarinas, músicos, productores, críticos, programadores, demos un fin de fiesta, bailemos todos, como lo hacía Béjart, bailemos a lo grande, bailemos el Bolero de Ravel, bailémoslo juntos."

 Israel Galván