30 oct. 2012

23 Festival Internacional de Ballet de La Habana

Simbólica apertura del Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Fuente: ecodiario

 El 23er Festival de Ballet de La Habana abrió en la noche del domingo con una simbólica gala en la que intervinieron niños y jóvenes estudiantes de esa danza, figuras consagradas y veteranos bailarines.

 Al final de la coreografía, la fundadora y directora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso, próxima a los 92 años, fue conducida de brazos de jóvenes bailarines hasta dos de sus antiguos compañeros de baile: el francés Cyril Atanasso, del Ballet de La Ópera de París, y el argentino Rodolfo Rodríguez, quien residió en Cuba pero no visitaba la isla desde hacía 45 años.

"Este festival existe porque tenemos a Alicia, al Ballet Nacional de Cuba y a la Revolución cubana", dijo el vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel al dar por inaugurada la cita artística.

"Este festival les va a ofrecer una rica gama, el espectro estilístico más grande que hemos podido presentar en la historia de estos festivales", dijo a la televisión Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba.

Para sellar la gala de apertura, el Ballet Nacional de Cuba escogió el clásico 'La fille mal gardée', con coreografía de Alonso, sobre la original de Jean Dauberval.

La cita de 11 días se efectuará en cuatro grandes salas de La Habana y una de Cárdenas (a 150 kilómetros al este de La Habana), con 30 grandes espectáculos y 56 estrenos, de ellos nueve considerados a nivel mundial, bajo el lema 'De la tradición y los nuevos caminos'.

Entre las compañías invitadas están Ballet Preljocaj y Malandain Ballet Biarritz (ambas de Francia), Jo Strømgren Kompani (Noruega), el Ballet Concierto de Puerto Rico y José Manuel Carreño y Estrellas del Ballet Norteamericano. Carreño es un bailarín cubano que ha formado parte del elenco del English National Ballet y del Royal Ballet, así como del American Ballet Theater.

El programa incluye tres galas: por el centenario del natalicio del escritor cubano Virgilio Piñera (1912-79); el centenario de 'La comparsa', pieza más conocida del compositor local Ernesto Lecuona (1895-1963); y por el 40º aniversario del montaje de Alicia Alonso del ballet 'Giselle', que selló su fama como gran bailarina y coreógrafa.

El festival celebra también los 64 años del Ballet Nacional de Cuba, fundado por Alonso, que ha alcanzado renombre internacional y ha dado numerosas figuras de relieve mundial.

www.por-alegria.com
Tu Tienda de danza Online 

Sevilla se pone a bailar con el 'Mes de Danza'

La muestra internacional de danza 'Mes de Danza' arranca el miércoles 31 de octubre en el Teatro Central, a las 21 horas, con la coreografía 'Alégrame el día', de la artista visual Rocío Sánchez y la bailarina María M. Cabeza de Vaca.

Esta cita cultural, que alcanza su edición número 19, tiene como lema 'Danza en la retina', ya que pretende dejar un torrente de imágenes y sensaciones grabadas en la memoria al estudiar las conexiones que existen entre las artes del movimiento y las plásticas.

Dentro de la programación, hay que resaltar el ciclo 'Danza en espacios singulares' que 'adaptará' para la danza el aparcamiento de Baños 61 o el parque de los Príncipes. Este ciclo comienza el jueves día 1 de noviembre con Marco Vargas y Chloé Brûlé, Proyecto D_Ruses y Roberto Martínez, que desplegarán sus obras en la Alameda de Hércules, las 'setas' de la Encarnación y la librería 'Un Gato en Bicicleta', respectivamente.

Este año, además, se profundiza en el interés de mostrar la danza de zonas geográficamente cercanas pero lejanas política o culturalmente, con los creadores del norte de África, como la Compañía Anania, con Bouchra Ouizguen al frente, o el interesantísimo programa múltiple Miniaturas Officinae, que traerá al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo los días 3 y 4 de noviembre a seis creadores distintos con piezas breves.
Al margen de esta mirada a África, en el Mes de danza, como viene siendo habitual, habrá una "significativa" presencia de creadores andaluces. En esta edición, además de la inauguración, se podrá ver los trabajos de coreógrafos y compañías como Marco Vargas & Chloé Brulé, Roberto Martínez Losa, Equipo Rombo, Álvaro Frutos, La Mueca cía. de Danza, Cía. Xagua/ Noemí Martínez Chico o Colectivo Malab vs Judith Mata.
Finalmente, entre las actividades paralelas, el Mes de Danza contará con nueve actividades formativas y divulgativas distintas que, como el resto de la programación de esta edición, también guardan relación con el lema 'Danza en la retina'.

Fuente: www.elmundo.es
Foto: Luis Castilla

www.por-alegria.com
Tu Tienda de Danza Online




24 oct. 2012

El ABT en el Liceo con 'Don Quijote'

Este montaje, de 1995, conserva decorados, estructura y vestuario del de Baríshnikov | El argentino Herman Cornejo y el brasileño Marcelo Gomes han cancelado actuación | En la primera visita de una de las principales compañías de ballet clásic.

Sueños cumplidos los del Gran Teatre del Liceu, que por primera vez en su historia acoge al American Ballet Theatre (ABT)con un Don Quijote con más solera de la que cabe imaginar, y cuyo elenco estelar demostrará en seis sesiones -a partir de hoy y hasta el domingo- el amplio y diverso abanico de individualidades que lo forman: desde la argentina Paloma Herrera, que ha sido pareja de baile de Ángel Corella en el American Ballet durante dos décadas, o la cubana Xiomara Reyes, a quien también el bailarín español ha invitado a actuar con su compañía, hasta la revelación made in Rusia del momento que son el matrimonio Ivan Vasiliev y Natalia Osipova..., o las últimas adquisiciones de la formación norteamericana, el neoyorquino Cory Stearns y el recién llegado del Boston Ballet, James Whiteside, que sustituirán en el Liceu a los lesionados Herman Cornejo y Marcelo Gomes.

Hacía cuarenta años que no se representaba el ballet completo de Don Quijote en el teatro de la Rambla -lo usual es recrear sólo el gran pas de deux, uno de los dúos clásicos de la danza por la vistosidad y exigencia propios de Petipa y por la conocida partitura de Minkus-, y en aquella ocasión, en abril de 1972, se trataba del Kirov, con un sobresaliente ¡Mijail Baríshnikov! que despertaba admiración entre la crítica: "La atención del espectador fue conquistada por la brillantez de su realización e interpretación", se podía leer en La Vanguardia. Y es que todo guarda una mágica relación, pues dos años después, en 1974, tras desertar de la URSS, Baríshnikov se incorporaba al American Ballet y montaba a los pocos años, convertido en una estrella, su propia visión de este ballet de Petipa y la posterior reconstrucción de Aleksandr Gorki. Versión de la que el actual elenco de la compañía del Met sigue de algún modo bebiendo.

"En aquel tiempo -explica el actual director artístico de la compañía, Kevin McKenzie-, Baríshnikov estaba muy influido por el estilo de Broadway, y su producción del Don Quijote para el Kennedy Center for the Performing Arts de Washington incorporaba cierta línea callejera". La propuesta de McKenzie, que data de 1995, conserva la estructura de aquel montaje, sus decorados, el vestuario y probablemente algo del espíritu de Baríshnikov, pues el suyo fue el primer montaje que bailó cuando se incorporó a la compañía en los ochenta bajo la dirección artística de Baríshnikov, e incluso compartiendo con la leyenda rusa el papel del barbero Basil. "Con él trabajé la parte más luminosa del personaje, pero mi sensibilidad es lo que está presente en la actual versión".

Con todo, la mayor influencia de esta producción hay que encontrarla en el montaje del American Ballet que dirigió Vladimir Vasiliev en 1991 para la Ópera de Chicago. "En realidad es una mezcla de estilos viejos y nuevos -prosigue McKenzie-: el primer acto se basa en la antigua versión del Mariinski, pero en el segundo es donde me he tomado más licencias, durante la escena del sueño y el campo de las gitanas. He cambiado el tono de la producción, y no trato a Don Quijote de loco, sino de alguien capaz de percibir que Kitri, la enamorada de Basil, no es Dulcinea y, por lo tanto, quiere ayudarle a conseguir a su amor". En cualquier caso, es una producción adaptada a los tiempos en la que se han cortado "las partes más aburridas" y no resulta tan larga "como la que ofrecen las compañías rusas".

El American Ballet -unos 90 bailarines de una treintena de nacionalidades- aterrizó ayer en Barcelona, aunque las estrellas principales van llegando de todo el mundo: Paloma Herrera estaba en Canadá y no ha tenido ocasión de conocer aún al que será su partenaire en la sesión del domingo, el recién contratado James Whiteside...

"Estamos muy habituados a los cambios y a trabajar con espontaneidad", comentó Xiomara Reyes. "Por eso no resultan tan traumáticos los cambios de bailarines. Una característica de la compañía es esa espontaneidad; vivimos mucho el momento sobre el escenario y lo disfrutamos, y eso se transmite al público". A lo que Herrera añadía: "En el escenario tienes la libertad de ser tú mismo, eso es lo que tiene el American Ballet y lo que nos diferencia del resto".

La argentina, que se estrenó como estrella en la compañía precisamente con Don Quijote, en 1995, lamenta la marcha de Corella de la compañía: "Ha sido durísimo para mí perderle". Al igual que McKenzie: "Ángel se incorporó cuando la compañía se estaba regenerando... y ha sido como si me arrancaran un brazo. Pero al final la gente crece, y él demuestra ser valiente. Había tenido una buena formación en España y ve que tiene eso pendiente, dar una oportunidad a los suyos".

La flagrante ausencia del American Ballet en el coliseo barcelonés -su convenio laboral le obliga a hacer contratos de gira por semanas, lo que impide a menudo cuadrar su agenda con la de los teatros que visitan- no ha impedido que el público de la danza haya seguido familiarizado durante generaciones con esta formación. Gracias especialmente a su herencia cinematográfica: Paso decisivo, Dancers, Noches de sol... cintas protagonizadas por un rutilante Baríshnikov junto a un siempre impactante elenco.

Fuente: Maricel Chavarria www.lavanguardia.com

 

www.por-alegria.com 

Tu Tienda de Ballet Online  


23 oct. 2012

Paloma Herrera nacida para bailar

La pasión de Paloma Herrera por la danza la ha llevado a lo más alto.

El American Ballet, que hoy debuta en el Liceu con 'Don Quijote', se convirtió en su segunda familia a los 15 años.

Fuente: Marta Cervera www.elperiodico.com 

Foto: Francecs Casals

De niña suspiraba por ponerse zapatillas de punta. En los recreos del cole practicaba pasos de ballet y nunca se le ocurría saltarse una de sus clases de danza para acudir a un cumpleaños. De mayor, su pasión por los fouetés y los arabesques ha ido a más y más. El ballet está en su ADN. «No sabría explicar de dónde surgió mi obsesión por las zapatillas de punta. Yo siempre tuve claro que quería ser bailarina y pensaba que, como yo, todo el mundo sabía desde pequeño lo que quería hacer en la vida», explicaba ayer, sin apenas rastro de su acento argentino, en el bar del Liceu, feliz de añadir un nuevo teatro a la larguísima lista de escenarios en los que ha actuado durante su carrera.

Tenía muchas ganas de venir a Barcelona con el American Ballet Theater (ABT), que considera su segunda familia desde que entró en él con tan solo 15 años, aceptando el puesto sin tan solo consultar a sus padres en Buenos Aires. «Siempre me he sentido muy arropada. Primero por mi familia, después por mis maestros y mis compañeros. Aunque la vida de bailarina es muy sacrificada, yo me siento afortunada porque siempre soñé con bailar. Llegar a donde estoy es difícil. No bastan las ganas y el físico: es una combinación de muchos factores», explica esta mujer que a sus 36 años cuida su cuerpo, principalmente con clases de yoga y comida sana. Está abonada a las ensaladas de fruta y come pescado, pero no prueba la carne roja.

Las barras y los espejos de la sala de ensayos son su hábitat natural. «No me gusta ir de vacaciones. Aunque me encanta la playa, al segundo día necesito volver a mi estudio. La danza me da energía».

Ha sido en el ABT donde Herrera ha cumplido su sueño de interpretar los grandes roles del ballet clásico con Giselle, El lago de los cisnes, Don Quijote... Con este último título debutará el próximo domingo en el coliseo de la Rambla, donde la pieza no se interpreta desde hace 41 años. Es uno de sus papeles favoritos. «Le tengo un cariño especial, con él debuté como primera bailarina en el ABT», recuerda. Nadie hasta entonces había alcanzado tan joven, a los 19 años, la máxima categoría en la compañía neoyorquina que lidera KevinMc Kenzie. Él es el autor de esta versión, mucho más ágil y dinámica que la original, con la escenografía y el vestuario de la que creó y bailó Mijail Barishnikov. El bailarín ruso es uno de los ídolos de Herrera junto a la italiana Alessandra Ferri y a la francesa Sylvie Guillem. «Me gustan porque actúan de forma muy natural. Odio la sobreactuación. Cada paso debe salir de forma espontánea, no fríamente calculado. La técnica y los personajes se practican en las clases. A escena hay que salir a disfrutar y a conectar con el público».

Poco puede hablar de su partenaire en Don Quijote después de que su debut en el Liceu haya cambiado de hoy, día del estreno, a la última función del domingo debido a una lesión de su compañero, Herman Cornejo. «Mi pareja será James Whiteside, al que no conozco», admite sin atisbo de preocupación.

Optimista por naturaleza, confía que cuatro días bastarán para acomodarse a su nuevo partenaire. Durante años bailó con Ángel Corella. «Su marcha del ABT ha sido dura para mí. Ángel es un idealista como yo. No nos mueve el dinero sino nuestra pasión por la danza».

Él ya piensa en la retirada, ella ni se lo plantea. «Vivo el presente. Llevo 21 años en el ABT y no me he cansado de ningún rol. Llego la primera a clase. ¡Es una locura!»

www.por-alegria.com
Tu Tienda de Ballet Online 

14 oct. 2012

Tamara Rojo con el ENB en el Festival de Granada 2013

El Festival de Música y Danza de Granada trabaja para garantizar, a pesar de la crisis económica, la calidad de la edición del 2013. Bajo el título “Acordes del Milenio” se desarrollará la próxima edición del Festival entre los días 21 de junio y 14 de julio de 2013.

Entre los nombres de artistas y producciones escénicas confirmadas, destacan la vuelta a Granada de La Fura dels Baus, con dos representaciones de la ópera Orfeo ed Euridice, de Gluck; y la puesta en escena de El Retrablo de Maese Pedro de Manuel de Falla, con la Compañía Etcétera que dirige Enrique Lanz, con motivo de la celebración en 2013 del estreno en París de esta ópera del compositor gaditano.

La inauguración del Festival estará a cargo de la Orquesta Nacional de Francia, bajo la dirección de su maestro titular Daniele Gatti con un atractivo programa conmemorativo del 200 aniversario de los nacimientos de Verdi y Wagner.

El pianista británico Michael Nyman, compositor perteneciente al género minimalista y autor de la banda sonora El piano, estrenará una obra en el Patio de los Arrayanes, junto con partituras de J.S. Bach, en coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical del INAEM.

Entre las compañías de danza que intervendrá, cabe destacar la presencia del English National Ballet bajo la dirección de la española Tamara Rojo en el bello escenario del Generalife que cumplirá en esta próxima edición sesenta años desde su incorporación como espacio escénico del Festival.

Consejo rector

El Consejo Rector del Festival Internacional de Música y Danza de Granada ha respaldado institucionalmente el proyecto de programación artística del Festival para su próxima edición de 2013, así como la nueva propuesta de organización de los Cursos Internacionales Manuel de Falla.

Asistieron al Consejo Rector los representantes de las instituciones integradas en este órgano del Festival, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Diputación Provincial de Granada, Ayuntamiento de Granada, Patronato de la Alhambra y el Generalife y Universidad de Granada.

Entre los acuerdos adoptados, se expresó unánimemente la clara voluntad de las instituciones en significar que el Festival Internacional de Música y Danza de Granada es uno de los proyectos culturales y musicales más importantes de nuestro país, clave en el desarrollo cultural, social, turístico y económico de Granada.
En ese sentido, se van a incrementar los esfuerzos para que se generen nuevas implicaciones de la sociedad civil y empresas privadas, estimulando distintas modalidades de financiación y colaboración en este proyecto artístico.

Al mismo tiempo, se va a incrementar la colaboración con el sector turístico, con la finalidad de propiciar la presencia de nuevos públicos que aumente el nivel de asistencia a los distintos espectáculos y conciertos del Festival, que comportará distintas iniciativas y acciones de promoción turística en diversos países europeos.
Se acordó, así mismo, que se suscribirá un convenio entre la Universidad de Granada y el Festival de Granada para la organización conjunta de los Cursos Internacionales Manuel de Falla.


 
www.por-alegria.com
Tu Tienda de Danza Online