5 ene. 2012

Les Ballets de Monte-Carlo en los Teatros del Canal


Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid presentan Le Songe, un montaje basado en el clásico Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, interpretado por Les Ballets de Monte-Carlo, bajo la dirección de Jean- Christophe Maillot. Le Songe podrá verse en 10 únicas funciones, del 6 al 14 de enero, en la Sala Roja.

La presentación, celebrada hoy en los Teatros del Canal, corrió a cargo del director general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid, Amado Giménez, junto con el director artístico de los Teatros del Canal, Albert Boadella, y el director y coreógrafo de Les Ballets de Monte-Carlo, Jean-Christophe Maillot.

Les Ballets de Monte-Carlo son herederos del espíritu de los ballets rusos y cuentan con la presidencia de la Princesa de Hanover, Carolina de Mónaco, y la dirección del coreógrafo francés Jean-Christophe Maillot. En Le Songe han aunado música, danza y teatro, creando un cómico microcosmos de hadas y humanos, en azarosa búsqueda del amor, en el que se distinguen tres universos paralelos: los enredos amorosos de los aristócratas, las divertidas parodias de los comediantes y la magia del mundo de las hadas.

La marca de esta compañía monaguesca radica en el encuentro entre la tradición y la modernidad, llevado a los diferentes aspectos de la creación. Por un lado en las músicas, donde conviven composiciones de Félix Mendelssohn con partituras de compositores contemporáneos como Bertrand Maillot y Daniel Teruggi. También el decorado, el vestuario y las luces, firmadas por sus colaboradores Ernest Pignon-Ernest, Philippe Guillotel y Dominique Drillot, así como en la puesta en escena realizada con la colaboración de Nicolas Lormeau, de La Comédie-Francaise. Y, de forma habitual, para una adecuada interpretación del lenguaje de su coreografía, Jean-Christophe Maillot forma a sus artistas sirviéndose de las técnicas clásica y contemporánea.

Un microcosmos onírico de música, danza y teatro

El duque de Atenas, días antes de su boda con la reina de las Amazonas, encarga una pieza de teatro basada en la triste fábula de Píramo y Tisbe. Para ello, contrata a un grupo de comediantes amateurs, integrado por artesanos. Por su parte, el rey y la reina de las hadas, así como los duendes y elfos, y Obéron y Titania, asistirán a la boda en secreto, ya que son invisibles a los humanos.

Esta fábula clásica, retomada siglos después por William Shakespeare y versionada ahora por Les Ballets de Monte-Carlo es una mezcla de tradición e innovación, de lenguaje clásico y moderno. Jean Christophe Maillot califica Le Songe de comedia onírica dirigida a los amantes de los universos paralelos, aquellos que aman deslizarse en equilibrio sobre las fronteras del sueño. Maillot pone aquí en acción las tres fuerzas motrices de su imaginación (teatro, música y danza) para orquestar este desorden fascinante y tres generaciones de bailarines representan un microcosmos humano que se entrelaza con humor y gracia en la red de sus pulsiones. La obra plantea una cuestión: “Hada, animal, bailarín… ¿Y si todo esto fuera el Hombre?”.

Maillot, amante de la tradición y devoto de la modernidad

En 1993 la Princesa de Hanover sitúa a la cabeza de Les Ballets de Monte-Carlo a Jean-Christophe Maillot. Con una gran experiencia adquirida como bailarín en las compañías de Rosella Hightower y John Neumeier y como coreógrafo y director del Centre Chorégraphique National de Tours, Maillot, da una nueva vitalidad a la compañía monaguesca. Crea un repertorio original con producciones propias, al mismo tiempo que invita a los grandes maestros de la abstracción americana, como Lucinda Childs, Karole Armitage o William Forsythe, y a coreógrafos europeos, como Jacopo Godani, Nacho Duato, Larbi Cherkaoui, entre otros.

La búsqueda coreográfica de de Jean-Christophe Maillot se impone en piezas como Dov’e la luna, Recto-Verso, Vers un Pays Sage, Entrelacs, Opus 40, Men’s Dance, D’une Rive à l’Autre, Miniatures, además de los grandes clásicos con temas intemporales, como Roméo et Juliette, Casse-Noisette, Cendrillon, Belle o Le Songe.

Itinerante una parte del año, la compañía cuenta con 50 bailarines que llevan interpretando sus obras desde 1993 en los grandes escenarios internacionales. El espectáculo cuenta con la ayuda del Gobierno del Principado de Mónaco y el patrocinio de Suisscourtage, CFM, Les Thermes, Rolex.

Más información en www.teatroscanal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario