29 abr. 2010

Entrevista a Angel Corella sobre el futuro de la CND

Ángel Corella "Dirigiría la Compañía Nacional, pero con mis bailarines"
Alberto Ojeda - elcultural.es

Los cimientos de la danza en nuestro país vienen removiéndose desde hace tiempo. El seísmo que los sacude ha aumentado su intensidad hace apenas unos días, cuando Nacho Duato anunció, por sorpresa y antes de lo previsto, que dejaba la Compañía Nacional de Danza. Su salida, inevitablemente, da pie a las conjeturas sobre su sustituto: ¿José Carlos Martínez?, ¿Tamara Rojo?, ¿Víctor Ullate?... Cada uno tendrá sus preferencias. Pero una cosa parece clara: Ángel Corella, director del Corella Ballet, es la única persona que ha demostrado en España estar en condiciones de dirigir una formación capaz de bailar clásico y contemporáneo. Él dice que la compañía estatal y la suya deberían complementarse. Pero también se deja querer: ¿Y si le eligen a usted como máximo responsable de la nueva CND? “Si me puedo llevar a mis bailarines...”.

PREGUNTA.- El Corella Ballet nació en abril de 2008. ¿Cómo valora su corta andadura hasta ahora?
RESPUESTA.- Una corta andadura, sí, pero con muchos éxitos. En tan poco tiempo nos hemos convertido en una referencia dentro del mundo del arte. Ahora venimos de Nueva York. Hemos bailado con el City Center abarrotado, y allí ha hablado todo el mundo de nosotros, desde el New York Times hasta Vanity Fair. Es que la compañía se ha formado con bailarines de un altísimo nivel, que ya habían bailado como bailarines solistas y principales en formaciones extranjeras. Estoy muy contento con la marcha hasta ahora, sobre todo por ellos.

P.- ¿Ha conseguido detener, en la medida de sus posibilidades, el éxodo de bailarines españoles al extranjero, uno de los objetivos con los que nació su ballet?
R.- Bueno, muchos de esos bailarines que forman parte ahora de la compañía eran bailarines españoles que trabajaban fuera y querían volver a España. Y nos siguen llegando un montón de currículos de personas en la misma situación. A nosotros nos gustaría tener una compañía con 200 bailarines, pero de momento no es posible. Nuestro presupuesto, de dos millones de euros anuales, no da para más de momento. ¿Sabe que unas zapatillas de punta cuestan 110 euros y que una bailarina rompe cinco pares a la semana? ¿Y que un tutú vale 1.200 euros?

P.- ¿Se queja de la indiferencia del Ministerio hacia su proyecto?
R.- Ahora recibimos una pequeña subvención de 110.000 euros. La danza clásica es mucho más cara que la contemporánea. En esta no se utilizan ni zapatillas de punta, ni tutús, las escenografías suelen ser mucho más modestas... Lo que no tiene sentido es cargarse la Compañía Nacional de Danza, que ya está asentada y ha demostrado su enorme valía, intentando convertirla en una compañía que abarque tanto la danza contemporánea como la clásica. Sus bailarines no pueden bailar clásico, porque carecen del entrenamiento necesario, y eso no tendría que suponer su despido.

P.- Entonces ¿qué propone?
R.- Creo que tanto la CND como el Corella Ballet deberían complementarse. Sólo habría que reequilibrar los presupuestos. Creo que la nueva CND [clásica y contemporánea] tendría un presupuesto de nueve millones de euros. A nosotros nos bastaría subir nuestro presupuesto a cuatro millones para poder preparar cada año dos o tres montajes completos y tres o cuatro ballets de repertorio.

P.- Pero si le escogen a usted como sustituto de Duato le pondrían ante un serio dilema, ¿no?
R.- En España soy el único que ha demostrado que puede dirigir una compañía que abarque tanto la danza clásica como la contemporánea, que es lo que se quiere hacer ahora con la CND. Tamara Rojo y José Carlos Martínez seguro que lo harían muy bien. Han hecho cosas muy buenas e importantes, pero como bailarines, no como directores. Y Víctor Ullate ha reconocido que odia el ballet clásico. Elegirle a él sería repetir un poco la fórmula de Duato. No sé, si pudiera llevarme a mis bailarines no me negaría... Ellos son ya como una familia para mí, y nunca los dejaría. Espero que ellos tampoco me dejen a mí (risas).

Fuente: elcultural.es

Por Alegría 'Tu Tienda de Danza'

No hay comentarios:

Publicar un comentario